Optimizando la terapia celular para hacer frente a la DM1

Un equipo de investigadores dirigidos por científicos de la Universidad de Harvard ha mejorado el proceso de conversión de células madre en células beta productoras de insulina, utilizando métodos de separación física y biológica para enriquecer su proporción en una muestra. Sus hallazgos, publicados en la revista ‘Nature’, podrían utilizarse para mejorar los trasplantes de células beta en pacientes con diabetes tipo 1.

En 2014, el laboratorio de Douglas Melton mostró por primera vez que las células madre podían convertirse en células beta funcionales, dando un paso hacia dar a los pacientes su propia fuente de insulina. En ese proceso inicial, las células beta constituían el 30% de la mezcla celular final. "Para mejorar, necesitábamos entender realmente al otro 70% de las células resultantes", ha explicado Adrián Veres, autor principal del estudio actual. "Hasta hace poco, no podíamos tomar una muestra de nuestras células y preguntar qué tipos de células había allí. Ahora, con la revolución en la secuenciación de una sola célula, podemos pasar de la lista completa", ha destacado.

El equipo aplicó la secuenciación de una sola célula y la biología molecular para describir los tipos de células que se podían producir a partir de células madre. Todas las células contienen el mismo conjunto de genes, pero los tipos de células difieren según los genes que estén activos o expresados. Los investigadores utilizaron la secuenciación de una sola célula para identificar el catálogo completo de genes expresados en decenas de miles de células individuales. Luego, agruparon las células en función de sus patrones de expresión.

Como se esperaba, algunas de las células tenían patrones de expresión génica similares a las células que producen hormonas en el páncreas humano: células alfa productoras de glucagón y células beta productoras de insulina. (Inesperadamente, los investigadores también identificaron un nuevo tipo de célula que produce la serotonina, un neurotransmisor).

El equipo también ha encontrado una proteína que se expresa solo en las células beta. Eso significaba que podían usarla como un "gancho" biológico para extraer las células beta de la mezcla.

Fuente: The Harvard Gazette

  • Volver
  • Últimas noticias

    Los iSGLT2 pueden reducir la FA en pacientes con diabetes tipo 2

    Los iSGLT2 pueden reducir la FA en pacientes con diabetes tipo 2

    El uso de inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa 2 (iSGLT2) en pacientes con diabetes tipo 2 puede ayudar en la reducción de la fibrilación auricular (FA) y el flutter auricular. Un estudio publicado en la revista Cardiovascular Diabetology indica que este beneficio de reducción es independiente de la presión arterial sistólica, la edad, la HbA1c y el peso corporal al inicio del estudio. Leer más
    Prueban la seguridad y eficacia de un páncreas artificial en niños de seis años

    Prueban la seguridad y eficacia de un páncreas artificial en niños de seis años

    Un ensayo clínico realizado en cuatro centros de diabetes pediátrica en los Estados Unidos descubrió que un nuevo sistema de páncreas artificial es seguro y eficaz para controlar los niveles de glucosa en sangre en niños de seis años con diabetes tipo 1. El páncreas artificial monitorea y regula automáticamente los niveles de glucosa en sangre. Leer más
    La proteína CNOT3, clave en la regulación de los niveles de glucosa

    La proteína CNOT3, clave en la regulación de los niveles de glucosa

    La proteína CNOT3 juega un papel clave en la regulación de los niveles de glucosa. Es una de las conclusiones de una investigación realizada en la Unidad ‘Cell Signal’ de la Universidad de Okinawa y el Centro Riken de Ciencias Médicas Integrativas, ambos de Japón. Según los autores, CNOT3 silencia un conjunto de genes que de otro modo causarían un mal funcionamiento de las células productoras de insulina. Leer más