• Inicio /
  • Actualidad /
  • Noticias /
  • Altos niveles de fructosa en la dieta inhiben la capacidad del hígado para metaboliz...

Altos niveles de fructosa en la dieta inhiben la capacidad del hígado para metabolizar adecuadamente la grasa

La revista “Cell Metabolism” ha publicado recientemente un estudio en el que se pone de relieve que una dieta rica en grasas y en fructosa altera la capacidad del hígado para metabolizar los lípidos. En este estudio internacional, dirigido por expertos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), también ha participado un equipo investigador del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona (IBUB), adscrito al CIBER de Obesidad y Nutrición (CIBEROBN).

"La fructosa hace que el hígado acumule grasa; actúa casi como agregar más grasa a la dieta", ha declarado C. Ronald Kahn, director académico del Joslin Diabetes Center y profesor en la Facultad de Medicina de Harvard.

El objetivo de este estudio era analizar el hecho conocido de que la ingesta combinada de estos alimentos conducía a peores resultados de salud, cuando realmente se desconocía el mecanismo que lo producía.  De esta forma, para llegar a esta conclusión, los expertos compararon los efectos metabólicos de los dos azúcares más consumidos, fructosa y glucosa, en grupos de ratones sometidos a seis dietas diferentes: comida regular, comida alta en fructosa, comida alta en glucosa, dieta alta en grasas, dieta alta en grasas con elevados niveles de fructosa y dieta alta en grasas con alto contenido de glucosa.

La observación de estos grupos de control llevó a determinar conclusiones como que la ingesta de bebidas endulzadas con fructosa (no con glucosa) en una dieta alta en grasas conduce a una menor utilización de la grasa en las células del hígado. Esto se debe a la mayor propensión de la fructosa a estimular la formación de nuevas grasas en el hígado.

Por otra parte, también se pudo observar cómo la fructosa suprime la expresión de genes que están involucrados en la oxidación de las grasas a través de la cetohexocinasa (un enzima involucrado en el metabolismo lipídico). Además, el trabajo constata que la suplementación con fructosa -no con glucosa- deteriora la función mitocondrial. También se determina que la fructosa también modifica las proteínas involucradas en la oxidación de las grasas, un descubrimiento que comporta un nuevo mecanismo por el cual el azúcar modifica la oxidación de las grasas.

Fuente: GEN - Genetic Engineering & Biotechnology News

  • Volver
  • Últimas noticias

    Los iSGLT2 pueden reducir la FA en pacientes con diabetes tipo 2

    Los iSGLT2 pueden reducir la FA en pacientes con diabetes tipo 2

    El uso de inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa 2 (iSGLT2) en pacientes con diabetes tipo 2 puede ayudar en la reducción de la fibrilación auricular (FA) y el flutter auricular. Un estudio publicado en la revista Cardiovascular Diabetology indica que este beneficio de reducción es independiente de la presión arterial sistólica, la edad, la HbA1c y el peso corporal al inicio del estudio. Leer más
    Prueban la seguridad y eficacia de un páncreas artificial en niños de seis años

    Prueban la seguridad y eficacia de un páncreas artificial en niños de seis años

    Un ensayo clínico realizado en cuatro centros de diabetes pediátrica en los Estados Unidos descubrió que un nuevo sistema de páncreas artificial es seguro y eficaz para controlar los niveles de glucosa en sangre en niños de seis años con diabetes tipo 1. El páncreas artificial monitorea y regula automáticamente los niveles de glucosa en sangre. Leer más
    La proteína CNOT3, clave en la regulación de los niveles de glucosa

    La proteína CNOT3, clave en la regulación de los niveles de glucosa

    La proteína CNOT3 juega un papel clave en la regulación de los niveles de glucosa. Es una de las conclusiones de una investigación realizada en la Unidad ‘Cell Signal’ de la Universidad de Okinawa y el Centro Riken de Ciencias Médicas Integrativas, ambos de Japón. Según los autores, CNOT3 silencia un conjunto de genes que de otro modo causarían un mal funcionamiento de las células productoras de insulina. Leer más