• Inicio /
  • Actualidad /
  • Noticias /
  • La influencia de HbA1c en el riesgo de fractura difiere en la diabetes tipo 1 y en la...

La influencia de HbA1c en el riesgo de fractura difiere en la diabetes tipo 1 y en la tipo 2

Los adultos con diabetes tipo 1 y una HbA1c de al menos 8% tienen más probabilidades de sufrir una fractura por traumatismo bajo en los cuatro años posteriores al diagnóstico de diabetes que los adultos similares con una HbA1c de menos del 7 %, según los hallazgos de un estudio de casos-control.

La investigación, que se realizó con datos de más de 47.000 adultos, no muestra la misma asociación de fracturas para adultos con diabetes tipo 2; sin embargo, el riesgo de fractura fue elevado en adultos con diabetes tipo 2 que tomaban rosiglitazona o pioglitazona, independientemente del control glucémico.

Janina Vavanikunnel, investigadora del Departamento de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo del Hospital Universitario de Basilea de Suiza, ha explicado que en los pacientes diagnosticados con diabetes tipo 1 durante la adolescencia y la juventud, las deficiencias en la insulina y el factor de crecimiento similar a la insulina parecen afectar la función de los osteoblastos, lo que produce una masa ósea más pequeña y alteraciones en la microestructura ósea.

Vavanikunnel y sus colegas analizaron datos de adultos con diabetes tipo 1 (n=3.329) o diabetes tipo 2 (n=44.275) diagnosticados entre 1995 y 2015. Los datos se obtuvieron en el United Kingdom-based Clinical Practice Research Datalink. Los casos se definieron como pacientes con una fractura de bajo traumatismo sostenida después del inicio de la diabetes (n=9,531). Los investigadores combinaron cada caso con cuatro controles por edad, sexo, práctica general, fecha de fractura y tipo y duración de diabetes (n=38,073). La exposición de interés fue el control glucémico después del inicio de la diabetes, definido por los niveles de HbA1c. Los investigadores utilizaron el análisis de regresión logística condicional para evaluar la asociación entre los valores de HbA1c y el riesgo de fracturas de bajo trauma, expresadas como odds ratios.

Según los investigadores, “el impacto del control glucémico sobre el riesgo de fracturas no vertebrales de bajo trauma fue diferente en pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2 con enfermedad a corto plazo. El control glucémico deficiente elevó el riesgo de fractura en pacientes con diabetes tipo 1, y no se observó esta asociación en pacientes con diabetes tipo 2. Esto podría deberse a un efecto protector de la resistencia a la insulina en la enfermedad temprana”.

Fuente: Healio - Endocrine Today

  • Volver
  • Últimas noticias

    Los iSGLT2 pueden reducir la FA en pacientes con diabetes tipo 2

    Los iSGLT2 pueden reducir la FA en pacientes con diabetes tipo 2

    El uso de inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa 2 (iSGLT2) en pacientes con diabetes tipo 2 puede ayudar en la reducción de la fibrilación auricular (FA) y el flutter auricular. Un estudio publicado en la revista Cardiovascular Diabetology indica que este beneficio de reducción es independiente de la presión arterial sistólica, la edad, la HbA1c y el peso corporal al inicio del estudio. Leer más
    Prueban la seguridad y eficacia de un páncreas artificial en niños de seis años

    Prueban la seguridad y eficacia de un páncreas artificial en niños de seis años

    Un ensayo clínico realizado en cuatro centros de diabetes pediátrica en los Estados Unidos descubrió que un nuevo sistema de páncreas artificial es seguro y eficaz para controlar los niveles de glucosa en sangre en niños de seis años con diabetes tipo 1. El páncreas artificial monitorea y regula automáticamente los niveles de glucosa en sangre. Leer más
    La proteína CNOT3, clave en la regulación de los niveles de glucosa

    La proteína CNOT3, clave en la regulación de los niveles de glucosa

    La proteína CNOT3 juega un papel clave en la regulación de los niveles de glucosa. Es una de las conclusiones de una investigación realizada en la Unidad ‘Cell Signal’ de la Universidad de Okinawa y el Centro Riken de Ciencias Médicas Integrativas, ambos de Japón. Según los autores, CNOT3 silencia un conjunto de genes que de otro modo causarían un mal funcionamiento de las células productoras de insulina. Leer más