Prevención primaria vs secundaria: ¿todavía tiene vigencia?

Prevención primaria vs secundaria: ¿todavía tiene vigencia?


Giugliano D, Ceriello A, De Nicola L, Perrone-Filardi P, Cosentino F, Esposito K. Primary versus secondary cardiorenal prevention in type 2 diabetes: Which newer anti-hyperglycaemic drug matters?. Diabetes Obes Metab. 2020;22(2):149–157. doi:10.1111/dom.13881

La clasificación de los pacientes en prevención primaria y secundaria ha sido muy práctica. Basándose en la presencia de un evento vascular divide a los pacientes en prevención primaria, si no lo han tenido evento,  y secundaria en caso contrario. Pero esta sencilla división en la que se han basado parte de las estrategias terapéuticas no muestra una clasificación real del riesgo vascular de los pacientes. El riesgo vascular global nose puede condicionar de forma exclusiva por la presencia de un evento, si no por la suma de los distintos factores de riesgo, la magnitud de estos, y la presencia de daño vascular o de órgano diana. Es por ello que debemos clasificar a los pacientes no solo por la presencia o no de un evento en sus antecedentes, si no por su riesgo vascular global, además de reflejar el grado de control al que llegamos con los distintos tratamiento pautados. En detrimetnto de esta clasificación está el hecho de que no tiene en cuenta todos aquellos pacientes con una afectación que podemos llamar subclínica o silente, como es la disfunción miocárdica, el deterioro de la función renal, la isquémica cardíaca silente etc.

Es necesario usar estrategias terapéuticas que demuestren su utilidad en todas las fases de la DM2, independientemente del momento de la evolución. El artículo de Dario Giuliano, que podéis leer en el enlace que sigue a la cita,  evalúa como se han comportado en prevención primaria y secundaria, los fármacos de las últimas familias terapéuticas que se han incorporado al arsenal hipoglucemiante. No repara en la eficacia para el control metabólico, se centra en su papel en la prevención y tratamiento de los eventos vasculares. La conclusión tras la revisión de 14 ensayos clínicos es la eficacia de los SGLT2 tanto los resultados en prevención primaria y secundaria en MACE, I. cardíaca y deterioro de la función renal. Eficacia de iSGLT2 superior a los otros grupos terapéuticos evaluados: aGLP-1, iIDPP-a. Es por ello que el artículo concluye destacando la eficacia de este grupo terapéutico y abriendo la puerta a su uso en un amplio grupo de pacientes, incluidos, tras los resultados de CREDENCE,  los pacientes con deterioro de la función renal.

Keywords: Prevención, prevención primaria, prevención secundaria

  • Volver